LULA Y SU PROPUESTA.

LULA Y SU PROPUESTA.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Si fuera ciudadano de Brasil no dudaría en votar a Lula, como igual me pasa con Cristina en Argentina. Una y otra propuesta, la de Lula y la de Cristina partiendo de contemplar las necesidades de la gente, elaboran una estrategia de desarrollo económico que no tiene en cuenta la realidad del mundo hoy.

En sus orígenes el capitalismo para desarrollarse como tal necesitó de la acumulación primitiva. En el proyecto de Stalin de capitalismo de Estado esa función la cumplió la colectivización forzosa.

Tomando al capitalismo como un todo en el mundo, podemos afirmar que la etapa de la acumulación primitiva está terminada, y que por lo tanto lo que hay que proyectar con la acumulación global, un plan de desarrollo a medida de las necesitadas de las distintas nacionalidades (no nacionalismo) a lo largo del planeta.

Esa es la gran incógnita que nos plantean por un lado el desarrollo de la mayor zona de libre comercio encabezada por China y por otro el manejo monetario de EE.UU., el Reino Unido y la comunidad Europea para reactivar su propia economía a costa del resto del mundo.

¿Cómo encaja entonces en esta realidad el planteo de Lula, o es solo una especulación? Se necesita un planteo programático que tiene dos herramientas: la moneda y los impuestos.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 31 de julio de 2021.

[:es]“cosas vederes Sancho”[:]

[:es]

cosas vederes Sancho”

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Don Miguel de Cervantes Saavedra, el Manco de Lepanto, lo plasmó en una frase que ni siquiera sé si es verdadera en “El Quijote”: “cosas vederes Sancho”.

Nuestro Presidente, un “Lacalle”, negocia y consigue en una relación directa con el principal dirigente comunista del mundo, el Presidente de China, las vacunas para que Uruguay pudiera salir de un pozo de contagios y muertes en el que estábamos sumergidos.

Ahora el Dr. Javier García, Ministro de Defensa, procede con agilidad y corrección y puesto en conocimiento de un expediente en que se compromete la participación del Presidente del “Supremo” tribunal militar, en la tortura y asesinato del médico de San Javier Wladimir Roslik, inmediatamente separa al implicado del cargo dando conocimiento al Poder Legislativo y a la opinión pública.

Soy frenteamplista, participé en la fundación del Frente Amplio y antes en la CNT, pero déjenme el derecho a dudar de que por los antecedentes que hemos vivido, si un gobierno del Frente hubiera actuado de la misma manera. ¡¡Si habrá que hacer autocrítica al menos que sea para evaluar lo que está pasando!!!!

Lacalle y García son “pragmáticos” en un mundo que está a la deriva en ideología, y no porque no la haya, sino porque su uso ha sido miserable en función de las necesidades que hoy tiene la humanidad.

Por otro parte el senador Manini, comprometido con esto, ha hecho de la propuesta de un GACH económico, y si en los derechos humanos su debe es enorme, en economía el planteo es necesario.

Hay que abrir el debate, nada puede quedar fuera de él, eso es más democracia, no es más democracia que no se hable por ejemplo del lavado de dinero, y que cuando haya delitos de esa naturaleza, nuestro más destacado abogado colabore con sus conocimientos en que la implicada no sea deportada como hubiera correspondido.

Me duele el Frente, pero aún más me duele la falta de debate, de análisis, de construcción de programa para estos tiempos que lo requieren con urgencia. Me duele el silencio de Mujica luego de su discurso en la ONU y su pontificado actual.

Cervantes en su novela hizo en la parte final volver a la realidad al ilustre Quijano, ya no había nada que hacer.

Pero estos son otros tiempos y a la vez que nace la zona de libre comercio más grande de la historia de la humanidad teniendo como centro a China gobernada por el Partido Comunista, por otro los otrora Imperialismos emiten sin ningún respaldo dólares, euros, libras a mansalva y sobre las espaldas del resto del mundo.

Para abordar la realidad tal cual es, de nada valen las etiquetas, si valen las ideas, y son ellas las que aún están faltando a la cita.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 28 de julio de 2021

[:]

[:es]A propósito de una nota del compañero y amigo.[:]

[:es]

A propósito de una nota del compañero y amigo.

La realidad es que personas de diversos orígenes e ideologías se han citado en la capital de Alemania en favor de la salud de las personas y en contra de un Nuevo Orden Mundial totalitario que se quiere imponer a base de engaños que se han ido acumulando en Occidente a lo largo de los siglos, engaños que científicos rigurosos y éticos están denunciando. Pero Agustí Chalaux insistió mucho en que un movimiento político no sólo se tiene que limitar a defender unos nobles ideales, sino que tiene que ir teniendo claras las propuestas concretas a aplicar. No caigamos en la trampa de clasificar este movimiento por fantasmas del pasado y sí por propuestas concretas, las cuales serán necesarias para elaborar una alternativa programática completa, viable y mucho más ética a nivel mundial. Es la actual esperanza de la Humanidad.

Brauli Tamarit Tamarit.
Fecha de creación: Domingo, 2 de Agosto de 2020.
Última versión: Domingo, 25 de Julio de 2021.

un Nuevo Orden Mundial totalitario que se quiere imponer a base de engaños que se han ido acumulando en Occidente a lo largo de los siglos, engaños que científicos rigurosos y éticos están denunciando”.  ¿Esto es así?, decíamos en una reciente nota:

En política como en cualquier otra ciencia, siempre es necesario ir a desentrañar los hechos reales. Hay dos corrientes necesarias en el pensamiento humano: el idealismo y el materialismo. Las dos se necesitan para poder conocer la realidad de los hechos.

Pero que difícil resulta siempre separar a una de la otra.

Todos los modos de producción a lo largo de la historia han tratado de centralizar su poder. Nunca lo han podido lograr más allá de episodios dolorosos de domino sobre la sociedad.

Los nazis lo intentaron, así les fue.

Algunos compañeros afirman : son las vacunas, pero vacunas ha habido siempre, y ahora para esta plaga son más de mil diferentes, y además desde el punto de vista científico está demostrado que si la sociedad actuara en su conjunto de otra manera podría eliminar su uso, cosa que con la situación actual de la economía no puede hacer.

¿Son las monedas?: existe el kilo, el litro, el metro, porque no una medida unica para medir la economía, por el contrario cada moneda es un proyecto propio de dominio sobre el resto de la sociedad.

¿Y con los impuestos que pasa?  ¿Hay un predominio mundial que se ejerce a través de ellos? Si es el predomino de una clase, que está llegando a sus límites, pero no porque pueda ejercer una hegemonia universal.

Es  imprescindible para poder culminar un analisis, definir que pensamos que está ocurriendo con el capitalismo en el mundo, porque de lo contrario estamos dando por válido que la forma de explotación capitalista llegó a la humanidad para quedarse y no creo que nadie hoy esto pueda afirmarlo.

Un abrazo.

Jorge Aniceto Molinari.

[:]

Los hechos en la crisis del 2002.

Los hechos en la crisis del 2002.

La seriedad con la que Bottinelli encara sus notas hace que anotemos que en esta oportunidad su relato no se ajusta a lo que conocemos del tema. Y a la vez desafía a quienes si vivieron directamente los hechos a dar testimonio de los mismos.  Me refiero a cómo ocurrieron los hechos en la crisis del 2002.

La nota en “La Diaria”:

Para Bottinelli, en el Ejecutivo no hay una coalición y Lacalle Pou ejerce un liderazgo absoluto

20 de marzo de 2021 · Escribe Belén Riguetti en Política nacional

El politólogo dijo que el quiebre más fuerte se dio cuando Uruguay votó al candidato de Trump en el BID con la manifiesta oposición de Sanguinetti.

Una coalición es, en esencia, cuando los partidos o facciones cogobiernan y toman las grandes decisiones juntos, explicó a la diaria el politólogo y director de Factum, Óscar Bottinelli. De esa manera funcionó la coalición durante el segundo gobierno de Julio María Sanguinetti (1995-2000), cuando había un diálogo permanente entre Sanguinetti y el presidente del Partido Nacional (PN) Alberto Volonté. “Lo mismo pasó en el gobierno de Jorge Batlle [2000-2005]”. Cuando a mediados de 2002 “el PN consideró que era necesario un cambio en el equipo económico”, en plena crisis económica, Sanguinetti, Batlle y Luis Alberto Lacalle acordaron que asumiera Alejandro Atchugarry.

Hasta aquí la nota periodística, ahora lo que conozco de cómo ocurrieron los hechos:

Cuando el dirigente de AEBU concurrió al domicilio del Presidente de la República Dr. Jorge Batlle, luego de que este recibiera la negativa del Economista Ernesto Talvi a hacerse cargo de la cartera de economía, este ya tenía redactada la renuncia, – había sectores en el Frente que la reclamaban-, pero Juanjo con el respaldo del General Seregni, le propuso afrontar la situación y encarar al FMI obligándolo a una negociación y que para ello contaba con el aval del Dr. Alejandro Atchugarry para afrontar las negociaciones haciéndose cargo del la cartera de Economía. Como vemos muy lejos de la idílica reunión de líderes para afrontar la crisis.

Por eso más allá de los ejemplos con los que avala Bottinelli su tesis, en este caso el ejemplo no es el correcto, y hoy más que nunca se necesita de los testimonios fundamentales, más sabiendo que existen publicaciones que deforma groseramente los hechos.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 23 de marzo de 2021

[:es]EN BRASIL.[:]

[:es]EN BRASIL.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

En Brasil por sus características siempre ha sorprendido, al no analizarse las vicisitudes de su economía, Brizola de derecha termina en la izquierda, Lacerda de izquierda termina en la derecha.

El empresariado de San Pablo que combate a Lula como dirigente sindical luego lo apoya para propagandear la marca Brasil en el mundo, pero luego lo hace caer y ahora no sabe qué hacer.

Hoy Bolsonaro está en medio de una crisis muy profunda, que para un sector de la economía de Brasil ya se vislumbra como la necesidad de incorporarse al libre mercado mundial comandado entre otros por China, y para otros como la mera disputa de cargos en un gobierno que por ahora no tiene rumbo.

Si hacemos una “abstracción” equivocada la disyuntiva es entre democracia y dictadura, cuando lo que está en juego antes es el rumbo económico de Brasil, sin cuya solución la democracia no es posible.

Por ahora la izquierda posterga la discusión programática en aras a que es posible recuperar cargos, y puede llegar a ser trágico, porque no importa –aunque si importa- quien lo haga, porque si Brasil se incorpora a la zona de libre comercio e impone sus condiciones – que la zona de libre comercio está en condiciones de aceptar- arrastra al conjunto del continente y pone ante EE.UU. ante una tremenda disyuntiva, incluso estos adalides de dictadura en América podrían llegar a hablar de democracia si conviniera para sus interese espúreos.

Lamentablemente no tengo noticias de que la izquierda esté analizando esto.

Al Fondo Monetario Internacional, aliado ahora circunstancial de los intereses de EE.UU. le convienen los sueños de Alberto y Cristina de un plan propio de desarrollo que les impide ver lo que pasa en el conjunto de la economía del mundo.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 22 de julio de 2021.

[:]

[:es]EL DESAFÍO ES ENORME.[:]

[:es]

EL DESAFÍO ES ENORME.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

El desafío es enorme, creo que en la izquierda en general no hay consciencia de lo que está pasando y por lo general se pretende abordarlo con los viejos esquemas.

Se ha generado en el mundo la zona de libre comercio más grande en la historia de la humanidad, la encabeza China gobernada por el Partido Comunista.

Para el capitalismo con su nuevo centro en el mundo, es una posibilidad de rentabilidad que cada vez les es más esquiva, pero a la vez supone una política de inversiones y desarrollo que necesita ser controlada por las organizaciones de la sociedad para que ella sea beneficiosa al conjunto. Algo de lo que ha venido pasando en la interna de la economía de China y Vietnam, para tomar los ejemplos más paradigmáticos.

El desarrollo necesita entonces de un debate democrático que aún no se está dando para ensanchar la base social que se debe atender en todas sus necesidades esenciales.

En el mundo y en esta crisis acelerada por la pandemia, también están EE.UU., Europa y el Reino Unido, el dólar, el euro y la libra, que se han puesto de acuerdo para sobre la base de emisiones monetarias incentivar lo que tienen de aparato productivo, cediendo a conquistas de la sociedad pero a la vez volcando los costos sobre el resto del mundo.

Lo he escrito: esto es comparable a lo que pasó antes de la primera guerra mundial cuando la izquierda europea votó los créditos de guerra, nadie dice esta boca es mía.

La situación en este marco inevitablemente va a llegar ser insostenible.

Las burguesías y particularmente a los que desarrollan su producción altamente tecnificada en el sector agropecuario, van a propender a que los países de esta zona se vinculen con la zona de libre comercio que encabeza China, por otro lado las burguesías industriales de estas naciones también van a pujar por salir de una encrucijada para la cual sin esta alternativa no tienen salida.

En la izquierda por ahora de esto no se habla, y todo lo que se demore en hacerlo luego habrá que recuperarlo, porque el camino es integrarse al debate y a las organizaciones de las asociaciones civiles y de gobierno, para que se incorporen al mismo.

Compañeros han apuntado a como se explota el trabajo en China, pero estamos hablando de una realidad social en pleno desarrollo, China salió de la zona de mayor explotación en el planeta, con hambrunas anuales, y la gente se adhiere al progreso.

Es capitalismo, y como tal tiene límites y eso hay que debatirlo en la izquierda para proponer un programa que le permita a la predominancia del capitalismo morir en la mayor paz posible.

Nos ha tocado vivir una etapa en que inexorablemente la humanidad dará un salto en la construcción social de su economía o entrará en una tragedia irrecuperable. Están todas las condiciones para que se pueda dar ese salto, el problema es que hay una miopía muy extendida producto del daño que causó a las ideas de izquierda la derrota de Lenin en 1924, pero si repasamos los textos de los maestros veremos como ellos ya intuían –no lo podían prever- el camino que la humanidad iba a tomar para dar el salto entre un sistema y otro.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 19 de julio de 2021.

[:]

ESTO PASA.

ESTO PASA.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

En política como en cualquier otra ciencia, siempre es necesario ir a desentrañar los hechos reales. Hay dos corrientes necesarias en el pensamiento humano: el idealismo y el materialismo. Las dos se necesitan para poder conocer la realidad de los hechos.

Pero que difícil resulta siempre separar a una de la otra. Tomemos un ejemplo: Cuba, una juventud maravillosa llevó adelante una revolución en un mundo real que les era adverso. Pero todos los que han intentado imitarla han fracasado, ¿Por qué?

Todo avance, sus luchas, también sus fracasos caen sobre ese pueblo. ¿Son distintos o mejores que otros pueblos?, que también han querido avanzar en conquistas sociales.

Asumamos entonces la necesidad de entender la realidad. Todos los Libertadores de este continente miraban hacia el proceso de unificación y liberación que dio nacimiento a EE.UU., con una gran esperanza de hacer lo mismo.

En la lucha entre imperialismos en medio de las cuales se fueron forjando las independencias de estos países, EE.UU. comenzó a desarrollarse como un nuevo centro para el capitalismo mundial, al término de la segunda guerra mundial esto fue claro y determinante.

Y aquello que había sido un ejemplo para los Libertadores, comenzaría a ser una tragedia para estos pueblos. Terminada la segunda guerra mundial su accionar sobre el control de los aparatos diplomáticos, militares, sociales de estos pueblos se hizo más ostensible, todo se hacía con el control yanqui o a pesar de los yanquis, su predica de libre comercio era para beneficio directo de los burgueses de esa potencia.

¿Qué pasó entonces en Cuba? Ellos había promovido a Batista pero no lo querían como gerente de lo que era su centro de diversión (prostíbulo, garito…), y decidieron dejar hacer a una guerrilla heroica, no movieron un dedo para pararla, pero como dicen en el barrio, el diablo metió la cola, creyeron que la podían controlar y se les fue de las manos y esos jóvenes decidieron emprender el camino del socialismo y a lo que en esa época aparecía como tal: la Unión Soviética, aunque ello merece un análisis que de alguna manera hemos venido realizando.

Entonces cambió su estrategia, a Cuba hacerle la guerra, bloquearla, y en el resto de América practicar ahora si la táctica del aborto controlada, promover bajo cuerda las guerrillas, para dividir a los pueblos y a la vez tratar de enterrar los movimientos en la sociedad de larga tradición como el artiguismo y el batllismo en el Uruguay, el peronismo, el bolivarismo,………en los otros pueblos, ricos en esas tradiciones en defensa de los derechos de los pueblos.

Su injerencia ha sido y es demencial. En el Uruguay jamás hubiera sido posible un golpe de Estado cívico-militar sin su intervención, se produjeron en América miles de desapariciones, ellos tienen todos los archivos jamás han colaborado con nadie para dar los datos que guardan cuidadosamente como su trofeo de guerra.

A los gobiernos, partidos, movimientos que se le han opuesto han intentado de mil formas despedazarlos.

Es claro que en Cuba, como en todos los pueblos existe malestar, el capitalismo en esta parte del mundo hace la vida difícil, muchos son los ejemplos, pero ellos acentúan su presión sobre aquellos que sienten son insignia para un cambio en todo el continente.

He escuchado las declaraciones más estúpidas sobre lo que hoy por ejemplo pasa en Cuba, que el bloqueo no incide, que la intervención yanqui tampoco. Nadie puede negar la disconformidad pero tampoco nadie puede negar que una cosa es la gente y otra muy distinta los objetivos de un poder –otrora imperialista como EE.UU.-que día a día pierde su influencia en el mundo y se siente con una sensación constante de frustración, ahora tratan con una emisión siniestra de moneda y a la vez tratando de que su pueblo se sienta con sus necesidades resueltas de arremeter contra el resto de los pueblos del mundo. Pretendiendo además que esta realidad no se sepa, ganando espacio frente a la parálisis de la izquierda de inspiración marxista prácticamente en todo el mundo.

En la izquierda pesa como una lápida la derrota de Lenin, a pesar de que ahora China refresca todos los conocimientos y estando al frente de la zona de libre comercio más grande de la historia y corriéndose el propio centro del capitalismo hacia allí, todo está en debate, como por ejemplo que el único programa posible para la revolución socialista sea el de estatizar la economía y no un programa que ponga en manos de los pueblos y sus organizaciones el control democrático de la economía como sería hacerlo sobre la moneda y los impuestos.

También impidiendo que se expanda una sana influencia sobre el propio pueblo de EE.UU. de tradición libertaria. Y donde la derecha no se ha andado con chiquitas como han sido los asesinatos de los Kennedy una vez que estos amenazaron su poder hegemónico, que de todas maneras ya están perdiendo en la medida de cómo diría Marx: el topo de la historia no se detiene.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 14 de julio de 2021.

Está bueno el debate: Chile, Mercosur, firmas.

Está bueno el debate: Chile, Mercosur, firmas.

(Abordando eso gris, que parece la teoría)

Jorge Aniceto Molinari

12.07.2021

Un compañero escribe en facebook: HAZAÑAS CÍVICAS Y BLINDAJES El blindaje mediático no está bueno.

El Uruguay, no importa el acuerdo o desacuerdo, realizó una HAZAÑA DE PATRIOTISMO CÍVICO en una pandemia del MIEDO reuniendo, era necesario alcanzar un 25% de firmas, ya son un 28,5% de firmas – con huellas digitales y documentación precisa – de todo un padrón no depurado de ciudadanía habilitada para votar con la finalidad de convocar un plebiscito para debatir una MEGALEY que incluye de todo como en botica. Ni el semanario Búsqueda, ni los diarios El País, El Observador, La República (ahora oficialista), ni el semanario Voces titularon con el HECHO. No fueron criterios periodísticos.

Y falta cultura democrática en las elites que sobra en abajos sociales. El Uruguay es comunidad pluralista cívica o no es.

Analizo:

Me lo comentó un vecino al saberse que las firmas para ir a un referéndum contra 135 artículos de la LUC, estaban y superaban con creces el número necesario.

Me dice: como queres que la gente no firme contra la LUC, si hay más de medio país vacunado con la vacuna china proporcionada por el Presidente comunista de ese país. Y aunque aquí los comunistas no hablan de China, el país entero está pendiente de lo que pasa por ejemplo con las exportaciones. EE.UU. por el contrario no genera ninguna expectativa, no mueve la aguja como dicen ahora los muchachos.

Los anticomunistas te dicen: andá a vivir a Cuba, a Venezuela, a Nicaragua, pero a ninguno se le ocurre decir andá a vivir a China, su propaganda por más encuestas que se hagan a favor del gobierno ya no entran frente a esta realidad.

Sin duda que juntar las firmas fue una hazaña, pero ahora habrá que transitar otra hazaña: la de pensar un país y un mundo de aquí para adelante.

Su respuesta:

Jorge Aniceto Molinari la crítica a esos regímenes en la derecha no está para nada inspirada en derechos humanos ni pluralismo en un continente cuyas naciones poseen legitimidad contractual, cívica y pluralista ANTAGÓNICA con el mundo real de desigualdades MUY profundas y atraso burgués. Por eso hay genuflexión con China que ha producido su propio tipo de capitalismo y molestia con los chiquitos como Cuba o Venezuela. Ortega – Murillo están en la galaxia de Somoza. Pero también hay una crisis de identidad comunista. ¿Que significa hoy ser comunista? Porque de la China de Mao salieron las reformas de Deng y de las reformas de Deng con privatizaciones de varios millones de empresas se construyó un andamiaje nuevo pero NO pluralista. En CHILE está naciendo un comunismo nuevo.

Mi nuevo comentario:

Apreciado compañero, volvamos a los maestros, y terminemos con las historias de los “comunismos y socialismos” nacionales. El desarrollo del capitalismo en el mundo, modo de producción predominante que condiciona todas las relaciones sociales, ha entrado en una crisis precisamente de esa predominancia. Ello determina que en la búsqueda de mantener su rentabilidad y el centro del libre comercio mundial tome como centro a China y a todo su entorno.

China escenario de una formidable revolución hoy adquiere un protagonismo, que necesitará en un corto plazo de un programa que superará sus límites nacionales. Hemos señalado que las dos herramientas fundamentales para ello son la moneda y los impuestos.

Entonces mostremos a los partidos comunistas “nacionales” y a los distintos “progresismos” cuál es el camino para una etapa que hay que encarar con pleno optimismo revolucionario, y no encerrado en los dramas nacionales de las estructuras burocráticas.

Las firmas en Uruguay como la constituyente en Chile son por ejemplo escenarios donde necesariamente habrá que dar una perspectiva programática que nos estamos debiendo.

Su nueva respuesta:

 Entiendo Aniceto. La diferencia se puede resumir en cuatro palabras: Democracias, Pluralismos, Libertades, Derechos Humanos. Luego, China ES capitalista en el sentido de propiedad de los medios de producción además de economía de mercado coordinada y no liberal, por cierto. Y además extractiva de materias primas en todas partes. África puede mostrar efectos interesantes de eso. China abre una esperanza porque propone un capitalismo diferente por Estado fuerte – aunque impuestos corporativos mucho más bajos que Estados Unidos. Pero no porque proponga emancipación social, por cierto. Y no hablo del viejo trabajo manual de la clase obrera fordista sino de las condiciones laborales para fabricar iPhone capitalistas chinos. https://nuso.org/…/asi-explota-los-trabajadores-el…/

Analizo II:

En un determinado momento un compañero me escribió: “con China los comunistas tenemos ahora un modelo para mostrar al mundo”, a lo que le respondí: China no solo que no es un modelo sino que en definitiva su aprovechamiento correcto del desarrollo capitalista que hoy hace que sea el centro del libre mercado y tienda a ser el centro del capitalismo mundial acerca inexorablemente la necesidad de un programa de los comunistas para el mundo. Programa que también en sus aspectos de desarrollo tendrá que tener pautas para el medio ambiente y utilización de los bienes naturales de que dispone la humanidad.

Pero no entender la importancia que hoy tiene el desarrollo de una economía en crecimiento y satisfaciendo las necesidades de su gente, como si hubiera otro camino posible, en la medida que el sistema predominante recién está en la etapa de agotamiento de sus posibilidades, sería un grave error.

¿Cuál será el futuro, alguno de nosotros ni siquiera tal vez lo veremos?, pero no hay duda que se debe apoyar este desarrollo y proponer un programa que inexorablemente pasa por el control social y democrático de la economía.

CHILE: SU CONSTITUYENTE.

En el Uruguay, los mayores avances sociales se realizaron a principios del siglo 20, con una constitución de 1830, y el hecho de que en ella no estuvieran los principales derechos conquistados por las masas, particularmente por la onda expansiva que provocó luego en el mundo la revolución rusa de 1917 y antes la revolución francesa y la propia constitución de EE.UU, luego de una dura guerra civil, no fue óbice para que el gobierno de José Batlle y Ordoñez, incorporara avances sociales que aún hacen del Uruguay uno de los países con mejor estructura social de esta parte del mundo.

En Chile el capitalismo se desarrolló, sin una base social estructurada, y con una población originaria, que defendía de mil maneras sus formas culturales de aparato productivo.

El gobierno de Salvador Allende, buscó salvar esta situación – su discurso ante la ONU, reclamando para su país la propiedad de los grandes bienes de producción que estaban en manos de multinacionales como el cobre, le costó ser el centro de la intervención del imperialismo yanqui a través de las fuerzas armadas de ese país que con una profunda y salvaje represión asesinando a prestigiosos jerarcas de estas fuerzas, a su propio pueblo, y al Presidente Salvador Allende, logró imponer un golpe de Estado, que fue a su manera insignia para el plan Cóndor pergeñado por EE.UU. para parar la radicalización social del continente.

Dejaron algunas prendas por el camino, el cobre pasó a ser la fuente de recursos para mantener a las propias fuerzas armadas que habían actuado contra su pueblo.

Si bien la represión fue canallesca y el objetivo era incluso constitucionalmente dejar sentada la regresión, a la larga la sociedad fue dando pasos para revertir la situación porque en definitiva el capitalismo sobre esa base de división social, reprimida y acallada la protesta, no hay ningún lugar en el mundo donde hayan podido constituir una especie de poder definitivo.

Se agrega ahora en Chile, a la tradicional organización de las poblaciones originarias, la necesidad de la izquierda tradicional en sus diversas expresiones de abarcarla. La lucha social, con el agregado de la pandemia, terminan por jaquear al gobierno de la oligarquía encabezado por Piñera, aun cuando este llegó al gobierno con la legitimidad que le daba la constitución vigente de origen pinochetista.-

La posición de los mapuches por ejemplo, está muy claro que su lucha es por incorporar a la constitución y al derecho nacional todos los derechos de sus tradiciones milenarias. Está naciendo entonces también en Chile, como antes en Bolivia, un nuevo Estado plurinacional.

Pero el objetivo no podría ser incorporar a toda la población a un funcionamiento económico similar al que realizan estos sectores, y ahí comienzan los problemas, porque el desarrollo capitalista de Chile no se puede pensar desvinculado del mercado mundial.

Precisamente es en ese terreno donde la derecha oligárquica pretende mantener sus privilegios sabiendo que la izquierda no tiene un programa para el manejo de la actividad productiva del país y que las medidas tradicionales manejadas en la izquierda de nacionalizaciones, ponen en jaque la necesidad de Chile de vincularse con el mercado mundial.

En próximos apuntes seguiremos avanzando, sabiendo que en Chile pueden definirse muchas cosas, entre otras una reorientación de la izquierda en el mundo, que hoy tiene la experiencia de lo que está ocurriendo con China, Vietnam, y Cuba como los ejemplos más candentes, y el encierro en el que van cayendo otras importantes economías. China encabeza hoy la zona de libre comercio más grande conocida en la historia, mientras EE.UU. la comunidad europea, y el Reino Unido a través de una emisión monetaria sin ningún respaldo en la producción pretenden descargar sus costos presupuestales sobre el resto del mundo.

Los problemas que esta situación genera ¿podrían tener atención constitucional, a través de la moneda y de los impuestos?, que son los instrumentos que ha tenido la oligarquía para someter al pueblo a sus intereses.

MERCOSUR Y DESPUÉS.

Las ondas en la economía mundial se dan más rápidas que en la política. Además los adelantos tecnológicos como muy bien los analiza el Ing. Juan Grompone se incorporan a la economía cada vez con mayor rapidez.

El Mercosur está pagando tributo a esta realidad. En un pasado los tratados de libre comercio hacían que el sector privilegiado de la economía -tremendamente reducido – con esos tratados gozara de una posición que solo podía ser respaldada por los servicios del en ese entonces imperialismo yanqui, como ante los habían sido del imperialismo inglés y sus competidores en Europa.

El Mercosur se crea para que las burguesías nacionales amparadas en él puedan delinear su política de desarrollo interno, con un objetivo industrializador. Al él se le fueron sumando por la acción parlamentaria todas las conquistas sociales comunes, si bien las asimetrías son notorias y los atrasos se marcan claramente en la salud, la educación, la vivienda, el trabajo.

Pero los tiempos están registrando un notable cambio. El centro del libre comercio mundial, motor del capitalismo, ya no es EE.UU., y la exigencia de someterse a las reglas de la potencia central tienden a caducar. Esto que parece tan sencillo de explicar, desacomoda a todos, y más particularmente a los encargados de ejecutar la política.

En mi caso, que no soy ciudadano argentino, si me hubiera tocado votar no hubiera tenido dudas en hacerlo por Alberto y Cristina, y porque además la otra opción era desde todo punto de vista insostenible para un futuro posible del hermano país.

Sin embargo creo que la posición de cerrarse al mundo y pretender recrear una realidad industrial nacional o mercosuriana, no solo que es equivocada sino que no permite encarar el mundo hoy de acuerdo a la realidad actual.

Si, antes había que defender a brazo partido la posibilidad de un desarrollo nacional o regional al servicio de que la economía también lo hiciera.

La creación de la zona de libre comercio de mayor espacio en la historia de la humanidad, encabezada por China representa un desafío que el abanico político de estos países aún no ha entendido. Porque se sigue razonando como se razonaba antes cuando existía el imperialismo norteamericano.

Todo indica que el capitalismo centralizado con hegemonía mundial en China tiene como destino convertir al mundo todo como zona de libre comercio, la oposición de EE.UU., la Comunidad europea (euro) y el Reino Unido, con sus capitalismo en enclave nacional que ahora han recurrido a una emisión escandalosa de monedas creemos que están condenados al fracaso, y no porque unos se impongan a los otros, sino porque el mundo necesitará encarar una salida, en la que deberá abordar dos instrumentos -hoy descontrolados- la moneda y los impuestos.

Entonces el Presidente de Uruguay Lacalle Pou tiene razón, aunque no creo que haya consciencia de la trascendencia que le estoy dando. Nada impide que estos gobiernos juntos negocien con esa zona de comercio recientemente creada su lugar en el mundo. Y no para satisfacción puro y exclusivamente de minorías privilegiadas sino del conjunto de la población de estos países.

Lacalle Pou sabe que quien está sacando al Uruguay de la grave crisis de la pandemia en la que se había metido ha sido la ayuda del Presidente comunista de China. Pero sabe también que es ese país el principal destino exportador de una actividad que no ha conocido mermas y a la cual se le permitió desafiar la pandemia.

Entonces porque no agarrar el toro por las guampas y debatir el tema. Como lo proponía el senador Manini Ríos – el mismo que mantiene cuentas con la justicia por el tema de los derechos humanos- llamando a todos los científicos en economía del país para debatir el tema y asesorar a la política que se debe aplicar en esta realidad compleja.

Jorge Aniceto Molinari

Enlace del artículo original en castellano:

https://www.uypress.net/Columnas/Jorge-Aniceto-Molinari-uc113914

ESTÁ BUENO EL DEBATE.

ESTÁ BUENO EL DEBATE.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Un compañero escribe en facebook:

HAZAÑAS CÍVICAS Y BLINDAJES El blindaje mediático no está bueno. El Uruguay, no importa el acuerdo o desacuerdo, realizó una HAZAÑA DE PATRIOTISMO CÍVICO en una pandemia del MIEDO reuniendo, era necesario alcanzar un 25% de firmas, ya son un 28,5% de firmas – con huellas digitales y documentación precisa – de todo un padrón no depurado de ciudadanía habilitada para votar con la finalidad de convocar un plebiscito para debatir una MEGALEY que incluye de todo como en botica. Ni el semanario Búsqueda, ni los diarios El País, El Observador, La República (ahora oficialista), ni el semanario Voces titularon con el HECHO. No fueron criterios periodísticos.

Y falta cultura democrática en las elites que sobra en abajos sociales. El Uruguay es comunidad pluralista cívica o no es.

Analizo:

Me lo comentó un vecino al saberse que las firmas para ir a un referéndum contra 135 artículos de la LUC, estaban y superaban con creces el número necesario.

Me dice: como queres que la gente no firme contra la LUC, si hay más de medio país vacunado con la vacuna china proporcionada por el Presidente comunista de ese país. Y aunque aquí los comunistas no hablan de China, el país entero está pendiente de lo que pasa por ejemplo con las exportaciones. EE.UU. por el contrario no genera ninguna expectativa, no mueve la aguja como dicen ahora los muchachos.

Los anticomunistas te dicen: andá a vivir a Cuba, a Venezuela, a Nicaragua, pero a ninguno se le ocurre decir andá a vivir a China, su propaganda por más encuestas que se hagan a favor del gobierno ya no entran frente a esta realidad.

Sin duda que juntar las firmas fue una hazaña, pero ahora habrá que transitar otra hazaña: la de pensar un país y un mundo de aquí para adelante.

Su respuesta:

Jorge Aniceto Molinari la crítica a esos regímenes en la derecha no está para nada inspirada en derechos humanos ni pluralismo en un continente cuyas naciones poseen legitimidad contractual, cívica y pluralista ANTAGÓNICA con el mundo real de desigualdades MUY profundas y atraso burgués. Por eso hay genuflexión con China que ha producido su propio tipo de capitalismo y molestia con los chiquitos como Cuba o Venezuela. Ortega – Murillo están en la galaxia de Somoza. Pero tb hay una crisis de identidad comunista. ¿Que significa hoy ser comunista? Porque de la China de Mao salieron las reformas de Deng y de las reformas de Deng con privatizaciones de varios millones de empresas se construyó un andamiaje nuevo pero NO pluralista. En CHILE está naciendo un comunismo nuevo.

Mi nuevo comentario:

Apreciado compañero, volvamos a los maestros, y terminemos con las historias de los “comunismos y socialismos” nacionales. El desarrollo del capitalismo en el mundo, modo de producción predominante que condiciona todas las relaciones sociales, ha entrado en una crisis precisamente de esa predominancia. Ello determina que en la búsqueda de mantener su rentabilidad y el centro del libre comercio mundial tome como centro a China y a todo su entorno.

China escenario de una formidable revolución hoy adquiere un protagonismo, que necesitará en un corto plazo de un programa que superará sus límites nacionales. Hemos señalado que las dos herramientas fundamentales para ello son la moneda y los impuestos.

Entonces mostremos a los partidos comunistas “nacionales” y a los distintos “progresismos” cuál es el camino para una etapa que hay que encarar con pleno optimismo revolucionario, y no encerrado en los dramas nacionales de las estructuras burocráticas.

Las firmas en Uruguay como la constituyente en Chile son por ejemplo escenarios donde necesariamente habrá que dar una perspectiva programática que nos estamos debiendo.

Su nueva respuesta:

Entiendo Aniceto. La diferencia se puede resumir en cuatro palabras: Democracias, Pluralismos, Libertades, Derechos Humanos. Luego, China ES capitalista en el sentido de propiedad de los medios de producción además de economía de mercado coordinada y no liberal, por cierto. Y además extractiva de materias primas en todas partes. África puede mostrar efectos interesantes de eso. China abre una esperanza porque propone un capitalismo diferente por Estado fuerte – aunque impuestos corporativos mucho más bajos que Estados Unidos. Pero no porque proponga emancipación social, por cierto. Y no hablo del viejo trabajo manual de la clase obrera fordista sino de las condiciones laborales para fabricar iPhone capitalistas chinos. https://nuso.org/…/asi-explota-los-trabajadores-el…/

Analizo II:

En un determinado momento un compañero me escribió: “con China los comunistas tenemos ahora un modelo para mostrar al mundo”, a lo que le respondí: China no solo que no es un modelo sino que en definitiva su aprovechamiento correcto del desarrollo capitalista que hoy hace que sea el centro del libre mercado y tienda a ser el centro del capitalismo mundial acerca inexorablemente la necesidad de un programa de los comunistas para el mundo. Programa que también en sus aspectos de desarrollo tendrá que tener pautas para el medio ambiente y utilización de los bienes naturales de que dispone la humanidad. Pero no entender la importancia que hoy tiene el desarrollo de una economía en crecimiento y satisfaciendo las necesidades de su gente, como si hubiera otro camino posible, en la medida que el sistema predominante recién está en la etapa de agotamiento de sus posibilidades, sería un grave error.

¿Cuál será el futuro, alguno de nosotros ni siquiera tal vez lo veremos?, pero no hay duda que se debe apoyar este desarrollo y proponer un programa que inexorablemente pasa por el control social y democrático de la economía.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 8 de julio de 2021.

 

[:es]CHILE: SU CONSTITUYENTE.[:]

[:es]

CHILE: SU CONSTITUYENTE.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

En el Uruguay, los mayores avances sociales se realizaron a principios del siglo 20, con una constitución de 1830, y el hecho de que en ella no estuvieran los principales derechos conquistados por las masas, particularmente por la onda expansiva que provocó luego en el mundo la revolución rusa de 1917 y antes la revolución francesa y la propia constitución de EE.UU, luego de una dura guerra civil, no fue óbice para que el gobierno de José Batlle y Ordoñez, incorporara avances sociales que aún hacen del Uruguay uno de los países con mejor estructura social de esta parte del mundo.

En Chile el capitalismo se desarrolló, sin una base social estructurada, y con una población originaria, que defendía de mil maneras sus formas culturales de aparato productivo.

El gobierno de Salvador Allende, buscó salvar esta situación – su discurso ante la ONU, reclamando para su país la propiedad de los grandes bienes de producción que estaban en manos de multinacionales como el cobre, le costó ser el centro de la intervención del imperialismo yanqui a través de las fuerzas armadas de ese país que con una profunda y salvaje represión asesinando a prestigiosos jerarcas de estas fuerzas, a su propio pueblo, y al Presidente Salvador Allende, logró imponer un golpe de Estado, que fue a su manera insignia para el plan Cóndor pergeñado por EE.UU. para parar la radicalización social del continente.

Dejaron algunas prendas por el camino, el cobre pasó a ser la fuente de recursos para mantener a las propias fuerzas armadas que habían actuado contra su pueblo.

Si bien la represión fue canallesca y el objetivo era incluso constitucionalmente dejar sentada la regresión, a la larga la sociedad fue dando pasos para revertir la situación porque en definitiva el capitalismo sobre esa base de división social, reprimida y acallada la protesta, no hay ningún lugar en el mundo donde hayan podido constituir una especie de poder definitivo.

Se agrega ahora en Chile, a la tradicional organización de las poblaciones originarias, la necesidad de la izquierda tradicional en sus diversas expresiones de abarcarla. La lucha social, con el agregado de la pandemia, terminan por jaquear al gobierno de la oligarquía encabezado por Piñera, aun cuando este llegó al gobierno con la legitimidad que le daba la constitución vigente de origen pinochetista.-

La posición de los mapuches por ejemplo, está muy claro que su lucha es por incorporar a la constitución y al derecho nacional todos los derechos de sus tradiciones milenarias. Está naciendo entonces también en Chile, como antes en Bolivia, un nuevo Estado plurinacional.

Pero el objetivo no podría ser incorporar a toda la población a un funcionamiento económico similar al que realizan estos sectores, y ahí comienzan los problemas, porque el desarrollo capitalista de Chile no se puede pensar desvinculado del mercado mundial.

Precisamente es en ese terreno donde la derecha oligárquica pretende mantener sus privilegios sabiendo que la izquierda no tiene un programa para el manejo de la actividad productiva del país y que las medidas tradicionales manejadas en la izquierda de nacionalizaciones, ponen en jaque la necesidad de Chile de vincularse con el mercado mundial.

En próximos apuntes seguiremos avanzando, sabiendo que en Chile pueden definirse muchas cosas, entre otras una reorientación de la izquierda en el mundo, que hoy tiene la experiencia de lo que está ocurriendo con China, Vietnam, y Cuba como los ejemplos más candentes, y el encierro en el que van cayendo otras importantes economías. China encabeza hoy la zona de libre comercio más grande conocida en la historia, mientras EE.UU. la comunidad europea, y el Reino Unido a través de una emisión monetaria sin ningún respaldo en la producción pretenden descargar sus costos presupuestales sobre el resto del mundo.

Los problemas que esta situación genera ¿podrían tener atención constitucional, a través de la moneda y de los impuestos?, que son los instrumentos que ha tenido la oligarquía para someter al pueblo a sus intereses.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 5 de julio de 2021.

[:]