NO ENTIENDO NADA!!!!!

NO ENTIENDO NADA!!!!!

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Esto me expresaba un apreciado amigo, al referirse a que el Presidente de Brasil apoyaba a Putin.

Y tiene cierta lógica, si pretende explicar la política sin ir a la base económica que la origina.

Brasil es un enorme país con una burguesía en San Pablo que tiene expresiones propias. Combatieron a Lula, hasta que pudieron, y como no pudieron terminaron apoyándolo para que la marca Brasil llegara a todo el mundo. Pero luego se asustaron de los derechos adquiridos por el pueblo y trataron de borrarlo en una maniobra judicial que también han intentado con otros líderes de este continente.

Bolsonaro no es un invento de ellos pero lo promovieron, y Bolsonaro sabe que depende de su apoyo. El nace de la derecha militar esa que los yanquis siempre han soñado con manejar pero que tiene vida propia. La quisieron usar para invadir Venezuela y el tiro les salió por la culata.

Ahora estamos ante un nuevo capítulo. El militar y político uruguayo Manini lo visitó, de acuerdo a lo trascendido en la prensa, para consultarlo entre otras cosas sobre el tratado de libre comercio con China que ha promovido el gobierno uruguayo.

La respuesta fue NI. Pero ahora surge lo de Ucrania y el mundo se sacude, porque las urgencias económicas son cada vez mayores, y sin duda que la zona de libre comercio que comanda China atrae la atención de todo el mundo. Mas si el auge económico actual de los otrora viejos imperialismo es producto de emisiones demenciales de sus monedas que se descargan contra el resto del mundo.

Las actuales sanciones económicas aplicadas a Rusia, muestra que en ese terreno se sienten impunes, pero una vez comiencen a pisar arenas movedizas, habrá que atenerse a las consecuencias.

Bolsonaro sabe que detrás de Putin no hay un Partido Comunista, y el propio Partido Comunista de Rusia arrastra toda la costra stalinista de la que no se ha desprendido, entonces le resulta más cómodo Rusia que China, además está Trump, pero su objetivo es el mismo, lograr que se amplíe el mercado interno en sus vinculaciones con el exterior. Además Lula y la propia izquierda le dan espacio por falta de definiciones sobre lo que económicamente está ocurriendo en el mundo.

Y como decía otro querido amigo: “espero que te haya ayudado a agrandar todas las dudas”

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 28 de febrero de 2022.

DE CHINA LLEGAN NOTICIAS.

DE CHINA LLEGAN NOTICIAS.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Hay que decirlo, y lo tenemos que decir nosotros, porque el silencio sobre el tema que nos rodea es ensordecedor.

Llegó una partida de una de las vacunas que se producen en China para encarar la lucha contra la corona virus.

Llegan de un país gobernado por el mayor Partido Comunista del mundo que antes de que este llegara al gobierno padecía 4 hambrunas anuales y con el triunfo de la revolución y pasando miles de peripecias está donde está hoy encabezando la zona de libre comercio mayor de la historia y la del propio capitalismo en su etapa en que la crisis de su predominancia comienza a ser irreversible.

Y en contra partida llegan a un país donde el gobierno nos dice que irremediablemente va a aumentar la pobreza.

No faltará –la estupidez humana no tiene límites- alguien que nos dirá: andate a vivir a China.

Y no se trata de eso, se trata de entender que está pasando en el mundo, donde un modo de producción está llegando a su fin, y lo que se impone no es un modelo distinto sino que primero se trata de que la predominancia de este modo de producción muera en paz, para dar paso a el desarrollo desde su nacimiento de un nuevo modo de producción.

Que el gobierno de un Lacalle haya recibido vacunas de China es un avance gigantesco, es el triunfo de las ideas por sobre el negacionismo que si sigue rigiendo en el plano económico donde el gobierno toma el avance de la pobreza como una condena de la naturaleza y no como producto de una política económica que ha llegado a sus límites.

Ahora no es solo responsable lo que llamamos derecha, sino que hay una izquierda que mas allá de reivindicar cargos en materia ideológica no aporta nada, y eso tiene que cambiar. Mujica en la ONU nos ilusionó en que se iba a ese camino pero duró 46 minutos y luego nada.

Recomiendo entonces repasar siempre con sentido crítico el libro rojo de Mao Tse Tung, -aquellos revolucionaras dejaban todo por escrito, hasta en eso eran revolucionarios – porque de esa revolución hoy tenemos esta realidad, que no deja de ser crítica pero que vale la pena analizarla.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 26 de febrero de 2021.

Llamado urgente.

Llamado urgente.

Somos de hacer una prédica siempre respetuosa y basada en ideas. La conferencia de prensa del señor Presidente ha sido lamentable. Todo el mundo le dice que el personal de la salud está estresado y que es necesario vacunarlo ya, por el bien de todos, nos habla de logística y de principio de marzo, realmente demencial fuera de la realidad.

No nos interesan los negocios del Partido Nacional, acá está en juego la salud de la gente. El gobierno debe pedir ya ayuda, a quién sea, para vacunar ya a este sector. Los demás podríamos esperar, los trabajadores de la salud no, están en la primera línea, y ya no tienen vacaciones.

Llamamos a ejercer presión por las redes, esta posición del gobierno debe cambiar. El propio Gach queda muy comprometido y debe pronunciarse.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 23 de febrero de 2021.

Hoy un médico intensivista fallecido por Covid 19.

Hoy un médico intensivista fallecido por Covid 19.

Hoy un médico intensivista fallecido por Covid 19, es urgente las autoridades deben gestionar un stock de vacunas de emergencia para atender este sector que está siendo jaqueado por el virus y no hay nada que justifique que no se haga esta gestión, incluso ante gobiernos como el argentino que se han mostrado dispuestos a ayudar. No quiero calificar que sería el no hacerlo. Y el hecho que golpea las consciencias, que en la frontera con Brasil, del lado de ellos se esté vacunando lo cual es muy bueno, pero es terrible que debamos esperar a marzo para atender a nuestro sistema de salud. ¿Hay razones científicas para que no se haga?: que se digan, ¿hay razones políticas? Si es así nuestra condena.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 23 de febrero de 2021

Esto de las vacunas ha puesto en discusión todo.

Esto de las vacunas ha puesto en discusión todo.

Esto de las vacunas ha puesto en discusión todo. Aparecen los extremos: capitalismo si, capitalismo no, comunismo si, comunismo no.

Creo que no estamos analizando lo suficiente sobre lo que está pasando en el mundo.

La revolución rusa, como antes la revolución francesa fue una respuesta de la sociedad a una tremenda crisis que ahogaba a las generaciones de trabajadores de esa época, llevados además a los crímenes de la guerra.

Pero ellas de por si no podían de inmediato ir a una construcción nueva de sociedad, y porque además los sistemas de producción nacen, se desarrollan y comienzan a desaparecer en distintas etapas y lo nuevo necesita desarrollarse.

La revolución rusa, Batlle y Ordoñez es uno de los que mejor la define a la muerte de Lenin. Como la revolución francesa conoció en medio de enormes conquistas un retroceso en la conducción política que llevó al poder a quienes creían que a través del Estado –siendo propietario este de todo- podían construir una nueva sociedad procediendo además a perseguir y eliminar a los revolucionarios del 17. No se puede negar el valor para el progreso de la sociedad, del Estado, pero cuando pasa a ser para un sector de la sociedad  el único instrumento de avance en medio de sus privilegios  se convierte en una rémora.

Ahora la revolución como nunca antes mostró el poder ideológico de la clase obrera, y a partir de allí los avances han sido permanentes, y la propia vida ha hecho que se volviera a las ideas de los maestros, Marx, Engels, Lenin.

Tanto es así que hoy el centro del capitalismo y del libre comercio comienzan a ser comandados por China y su entorno,  gobernada por el Partido Comunista.

Por eso no es nada extraño avances en el mundo de la ciencia, en Cuba, en Rusia, en China, como tampoco en los anteriores centros del capitalismo: EE.UU., Reino Unido… cuando en todo el mundo los intereses comerciales entran en una gran crisis.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 20 de febrero de 2021.

[:es]El silencio ensordecedor de muchos economistas[:]

[:es]

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

El economista Prof. Cesar Failache, amigo, compañero, de los primeros en el Uruguay en analizar la Tasa Tobin, siempre inquieto analiza la situación con este texto sobre el cual quiero hacer un comentario.

El texto:

El silencio ensordecedor de muchos economistas

El silencio ensordecedor de muchos economistas del centro y las periferias frente al proceso de transformación mundial El presente texto es una traducción LIBRE y síntesis personal de la audición de Olivier Passet disponible más abajo en el muro, en francés. Allí Olivier Passet destaca que, desde hace 30 años, la idea de la supuesta virtud auto reguladora de los mercados orienta la acción pública de los estados de los países desarrollados, conduciendo a desmontar las barreras y las denominadas rigideces, qué, según este enfoque, impiden y sesgan los arbitrajes y las decisiones microeconómicas de los agentes privados.

El papel del Estado pudiera ser importante REGULANDO, pero claramente de manera SUBSIDIARIA al mercado. El comportamiento maximizador de los ¨agentes¨ conduciría a un equilibrio en el mercado de bienes, de trabajo y de capital, aumentando empleo, ingreso y bienestar ¨urbi et orbi¨. Sin embargo… En el actual mundo de países capitalistas avanzados la tasa de interés de los grandes bancos centrales cercana a cero – o incluso negativas-, se explicaría, siguiendo la teoría ortodoxa, porque existe mucho ahorro disponible, y ello se explicaría, sobre todo, por el envejecimiento de la población, que ahorra para la vejez.

En consecuencia, poca demanda efectiva de parte de los que envejecen, existencia de sobreproducción de bienes, y con ello, tendencia a caer los precios provocando un fenómeno pocas veces visto en Uruguay, el de la deflación, y falta de dinamismo de la economía…Incluso esta teoría prevé que en éste contexto debiera caer el empleo, aumentar la dotación de capital por trabajador y con ello la productividad por trabajador. Pero los datos disponibles no concuerdan hasta ahora con esas previsiones… Esta concepción y sus policy makers como se denomina en inglés a los que hacen la política económica, en los Ministerios y el Banco Central, han conducido, en las últimas décadas al presente fiasco …

El desempleo aumenta sin llegar todavía a los niveles de la última gran crisis de 2007, la dotación de capital por trabajador aumenta a ritmo decreciente y no aumenta la productividad de los trabajadores. Por su parte, los mercados financieros, desregulados totalmente por los Estados en la década del sesenta del siglo XX hasta 2007, han devenido los directores del mundo, exigiendo mayores rendimientos del capital para sus clientes, especialmente los Fondos de Inversión. En tanto los bancos centrales llevan sus tasas a niveles cercanos a cero, para evitar – entre otros objetivos – que el sistema de pagos no se corte, lo que conduciría a una crisis sin precedentes. Esta posición parece coherente con la crítica keynesiana a la ortodoxia, que sostiene que, con tasas monetarias cercanas a cero, debiera aumentar el interés por invertir.

Sin embargo, la liquidez que se inyecta por los bancos centrales en los mercados financieros, repercute principalmente en un aumento de la deuda privada y también en aumento del precio de los activos financieros. Pero no se destina a nuevas inversiones generadoras de empleo nuevo…. Asimismo, el empleo conduce a considerar lo que habitualmente se ha denominado desde hace unas décadas, y de manera a mi gusto un poco errónea, el denominado ¨mercado de trabajo¨. El mercado de trabajo, concebido como el lugar de negocio de la mercancía trabajo, muestra sus limitaciones por concebir al trabajo como una mercancía común, en el cual la flexibilidad de contratación y despido aseguraría el pleno empleo ajustando el salario.

Pero cualquier empresario consciente sabe, que al contratar un trabajador, se está lejos de comprar una mercancía tan fácil de administrar como si fuera una materia prima o una máquina engrampadora. El trabajo es una construcción social y cultural, que en el contexto actual afronta una desorganización en la forma de contratación y las modalidades de administración, ya que el empleo depende de una inversión cada vez más desmaterializada: marketing, ventas, innovación, etc. En este mundo entonces, obsesionado por aumentar la eficiencia en el mercado de bienes, de capital y de trabajo, es pertinente recordar al economista Karl Polanyi, que ya en 1944 propuso que se debería repensar la economía de mercado, proponiendo que se trata de una economía convencional y condenada a desaparecer.

Frente a estos hechos muchos economistas ortodoxos de antigua y nueva cepa, así como muchos heterodoxos novedosos – no todos, es de justicia acláralo – responden con oídos sordos. Ya escucho las voces que en Uruguay – como se nos acostumbró en la dictadura – repiten el dictum del conformismo con el poder de turno y el om de la resignación: ¨por algo serᨅ continuará este comentario, … atendiendo a las especificidades del país y la región, con énfasis en Brasil y Argentina, que nos desvían del diagnóstico de Olivier, el que esperamos haber resumido fielmente, pero el que merece también una reflexión crítica.

El comentario:

Resalto de Cesar: “Allí Olivier Passet destaca que, desde hace 30 años, la idea de la supuesta virtud auto reguladora de los mercados orienta la acción pública de los estados de los países desarrollados, conduciendo a desmontar las barreras y las denominadas rigideces, qué, según este enfoque, impiden y sesgan los arbitrajes y las decisiones microeconómicas de los agentes privados. El papel del Estado pudiera ser importante REGULANDO, pero claramente de manera SUBSIDIARIA al mercado”

De aquí tendría que desprenderse que el papel del Estado en la economía debiera ser más activo. Difícil para sagitario, teniendo en cuenta los antecedentes, aún aquellos como los de China, Vietnam…..que hoy están a la cabeza de la mayor zona de libre comercio de la historia. ¿y entonces? Tendremos que promover desde los Estados, desde los barrios, desde los sindicatos, desde los partidos, desde las iglesias, medidas universales que pongan en las manos democráticas de la humanidad a toda la economía.

César sin decirlo expresamente, está alentando la esperanza de un resurgimiento de las economías estatales para resolver los problemas cruciales que hoy vive la humanidad. Todas las instituciones donde puedan intervenir los seres humanos tienen un rol, pero el que ya se está agotando es el rol del Estado como factor económico de desarrollo, y para esta afirmación tengo en cuenta a China, a Vietnam, a Cuba… pero de nada valdría sin esta proyección económica universal que toma el capitalismo en la última etapa de su predominancia.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 17 de febrero de 2021,

 

 

[:]

[:es] AMIGOS, AMIGAS, son las que te ayudan a pensar la vida.[:]

[:es]

AMIGOS, AMIGAS, son las que te ayudan a pensar la vida.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Y para eso no hay límites, los padres, los hermanos, la compañera, los hijos…. los militantes en las distintas actividades, los referentes, los libros.- Quijano decía en “Marcha” algo así: “vivir no es necesario, navegar es necesario”. Juan Pedro Ciganda es uno de ellos, y vaya si tenemos discrepancias, hasta sobre un penal en el fútbol, e inda mais.

Ahora se despacha con una columna que desde mi modesto punto de vista no tiene desperdicio y entre otras cosas me ayuda a entender cuáles son aquellos razonamientos que no desarrollo lo suficiente o que no tengo bien explicitados.

Que los defienda con certeza no quiere decir que no esté dispuesto a reconocer si me convencen que tienen errores, así lo he hecho y no pocas veces. Cierto que no soy dueño de la verdad, pero muy triste seria el papel de cada uno de nosotros si no defendiéramos que lo que pensáramos lo es.

Dice Juan Pedro:

https://www.uypress.net/Columnas/Juan-Pedro-Ciganda-uc110627

 Veamos entonces aspectos para analizar de su columna:

Estamos en la crisis final del capitalismo”, este juicio, que me atribuye, no es mío, pero comprendo que se confunda. He señalado con fuerza, que hay capitalismo para muchos años, tal vez algunas centenas, lo que es irreversible es la crisis final de la “predominancia del capitalismo”. Juicio que desde mi modesto punto de vista coincide con el de los maestros, Marx, Engels, Lenin, no así Trotsky y Bujarin, que pensaron en todo un proceso de construcción de Estados regidos por la clase obrera, poniendo en manos del Estado toda la economía. Trotsky reconoció su error, pero aún así el llamado programa de transición cae a mi modo de ver en el mismo concepto. La realidad actual de los Partidos Comunistas va en este camino, con definiciones ideológicas no claras ante la velocidad que va adquiriendo la crisis irreversible de la predominancia del modo de producción capitalista, que no atinan a reconocer. El centro del capitalismo y del libre comercio mundial –se acaba de firmar la mayor zona de libre comercio en la historia de la humanidad- van hacia China y su entorno gobernada por el Partido Comunista cuyo rol no se reconoce en casi la totalidad de sus similares de occidente.

Y parecido no es igual, más cuando en el propio capitalismo se han dado corrientes de pensamiento como la de Keynes que plantearon “la eutanasia del rentista”.

Ahora sí, la predominancia del capitalismo juzgo está destinada a morir en un breve plazo, – para la historia-, como antes ocurrió con la predominancia del feudalismo ante la revolución burguesa, bordeando la tragedia y el acrecentamiento de la guerra, ¿pero entonces que ocurrirá, y cuál es el rol organizado y participativo en sus distintos niveles de los seres humanos?

Veamos el b de Juan Pedro:

Y perdón por retornar al mundo material donde como en el fútbol cuentan los goles. Salvo en aquellos centros nacionales donde el capitalismo se sigue desarrollando (China y su entorno), para los cuales va parte, la generación de plusvalía no va hacia los Estados sino hacia los centros empresariales multinacionales. Curiosamente es un fenómeno poco y nada estudiado. Por eso la calificación abstracta de imperialismo es obsoleta, aunque no lo sea el aparato militar – el complejo empresarial multinacional militar que tampoco tiene una sola sede- que sigue originando hasta por inercia la tragedia de la guerra y la amenaza del uso de armas nucleares, en su tarea contemporánea de gendarmería.

Trump y Johnson han pretendido dar vuelta la historia, y enancados en una base añosa industrial romper con una tradición que en sus países tiene historia de libre comercio, poner barreras al mundo exterior, no creo que salvo alentar corrientes de la derecha puedan llegar a buen destino. Pero eso si como las corrientes progresistas del mundo están enfrascadas en sus chacritas estatales sin programa para encarar la economía del mundo, van a joder bastante; es de lamentar la pérdida de tiempo, es también según Juan Pedro un pedido a los Reyes Magos. Tal vez porque hay un Rey Mago de piel color negro, que me recuerda la carta que a través de la Dirección del Instituto Uruguay-EE.UU. envié al entonces Presidente electo Barack Obama, sin obtener respuesta (*).

Ahora en línea con lo anterior, no estamos hablando de la desaparición de los Estados nacionales como tales, sino de la pérdida sistemática de su rol en el gobierno de la economía, rol por el cual no creo que debamos mover un dedo, a pesar de que figura en cuanto programa se elabora de gobierno nacional en el mundo, que luego deja paso a la cruda realidad, donde la democracia aún no ha podido imponer sus condiciones como es en el mundo de la economía.

Entonces sí que vale defender las conquistas democráticas de los pueblos y de sus distintas nacionalidades, con un objetivo, que es el de obtener la democracia económica sin la cual las otras se ahogan.

¿Cómo hacer? Si antes el objetivo era imponer la democracia en el Estado y en sus relaciones económicas y ahora ese camino está cerrado.

Un stalinista en un divorcio total con los maestros que supuestamente dieron base a su ideología tal vez nos diría: hay que dejarse de andar por el camino del medio –los socialdemócratas- y estatizar todo. Ahora no abundan pero de esos en el Uruguay los hay.

Alguien dijo: “dame un punto de apoyo y moveré el mundo”. Para mi hoy ese punto de apoyo para mover el mundo son dos herramientas: la moneda única y universal y un sistema impositivo basado en la circulación del dinero, que de muerte a los paraísos fiscales y a los sistemas impositivos basados en el consumo, los salarios y las pensiones. Por supuesto que el rico mundo que se abriría liberando capacidad económica da para soñar, pero en eso que es un mundo inmenso tal vez lo que en mi caso modestamente pueda aportar es menor. Sin embargo en esto que para mí es sustancial Juan Pedro me condena: “Una apuesta a la magia, no a la política, ni a la economía, ni a la ciencia, sino a la varita”. ¿Por qué?, ¿por fatalismo o por determinismo?

Son cientos, miles, cientos de miles de jóvenes que participan en el accionar del aparato productivo capitalista aún en desarrollo de la humanidad, son técnicos, accesores. ¿Qué piensan, ven la crisis, la dimensionan?, porque la guerra y el fascismo no es salida para ellos, y la izquierda hoy no les brinda un camino, porque no se tiene programa para estas circunstancias y China aprovechándolas aún no tiene en ese terreno, desarrollo ideológico. Es la explicación de mi tozudez en que se estudie a los maestros, ellos como nadie hasta ahora estudiaron al capitalismo y seguramente cuando la humanidad deje atrás al capitalismo también van a quedar atrás ellos, nunca antes.

¿Juan Pedro, y si le pedimos a nuestros amigos economistas que opinen? Hasta ahora salvo Mujica en la ONU (setiembre del 2013), que insinuó las dos herramientas y luego no volvió sobre el tema, sus respuestas han sido evasivas, no se puede, de eso no se habla………

Entonces esto también es determinismo, el que hoy imponen las política de los organismos financieros internacionales, que hace que nada fuera de su lógica tenga valor científico, económico, social. Mecánico como dirías Juan Pedro. Mecánica como están siendo las emisiones monetarias de las principales monedas sin que figuren en los análisis económicos ni en las noticias de la prensa. Es el traslado de los costos de la crisis de los “centros” a la periferia, sin solución en un mediano y largo plazo además, porque ya se desarrolla la zona más grande de libre comercio en la historia de la humanidad, que hará inevitable las confrontaciones sino se destraba el aparato productivo de la rentabilidad, sin retroceder en su eficiencia.

Procesos que en nuestras naciones se observan con preocupación porque es el mercado que hoy compra la producción de estas zonas y a la vez abastece con producción industrial accesible y extraordinariamente variada. “Es lo que hay valor” nos diría nuestro mayor filósofo actual.

Volveremos, esto ha sido por hoy, quedan desarrollos para hacer pero no nos apresuremos, los conceptos deben necesariamente ir madurando. Y siempre es de agrado tener como interlocutor a un gran amigo.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 13 de febrero de 2021.

(*)Montevideo, 11 de diciembre de 2008.

Señor Presidente Electo

de los Estados Unidos de

Norte América.

Don Barack Obama

Presente.

Con mi mayor estima:

En mi condición de ciudadano de Uruguay, nacido en Paysandú hace 69 años, con 38 años de trabajo bancario ahora jubilado, y desempeñándome actualmente como Consejero Secretario Adjunto del Consejo Honorario de la Caja de Jubilaciones y Pensiones Bancarias, con una extensa actividad militante, política y sindical en el ámbito de mi país, hijo mayor de un humilde carpintero, me tomo el atrevimiento que espero sepa disculpar, de dirigirme a Ud.

En primer lugar para desearle el mejor gobierno posible, por su pueblo y por todos los pueblos del mundo.

No es mi deseo reclamar ni reivindicar nada. Todo lo que ha vivido la humanidad es importante; seguramente estudiosos de todas las ramas del saber científico encontrarán en ellas material para ayudarnos a transitar el futuro y harán justicia con cada uno de los hechos ocurridos y transcurridos.

Pero mi intención es llegar a Ud. para señalarle algunos aspectos que considero fundamentales para que la humanidad supere esta crisis que sin duda es la mayor de la historia.

Hay gentes que lo tienen todo claro; de un lado están los buenos y del otro los malos.- No es mi caso. Pero sí creo que las circunstancias nos ponen a cada uno en situaciones de decidir, como en su caso, la suerte de millones de seres humanos.

Así como un médico debe decidir la suerte de su paciente, el Presidente de los EE.UU., decide con sus acciones la suerte de millones de seres humanos en el planeta.

Mi preocupación es qué debe y qué puede hacer Ud. para cambiar en beneficio de la gente una situación tremendamente crítica de un avance prodigioso en materia científica en medio de la mayor crisis de la historia.-

Permítame pues en medio de la incredulidad de la inmensa mayoría de la inteligencia moderna, proponerle dos medidas que para mí son sustanciales para un giro en la historia humana.

Una, la necesidad de un signo monetario único universal, aspiración de Lord Keynes a la salida de la segunda guerra mundial.- Así como existe universalmente el metro, el kilo, el litro, debe existir una unidad monetaria única.

Sé que lograr esto es una dura batalla, pero vale la pena encararla, sobre todo para los pobres del mundo, que son en última instancia los que no tienen medios para defenderse de su manejo y resultan ser las víctimas de sus ajustes.-

La segunda, directamente vinculada con la primera, es la necesidad de cambiar radicalmente los sistemas impositivos del mundo.- La revolución técnico-científica permite hoy registrar totalmente los movimientos de dinero, y es sobre ellos que hay que aplicar la carga tributaria y eliminar los impuestos al consumo y al trabajo.-

Los inmensos recursos genuinos que este cambio impositivo genere podrán ser utilizados en beneficio de la humanidad y con la intervención democrática de la sociedad. Se estará entonces en condiciones de transformar en jardines, lo que hoy son las residencias donde padecen la mayor parte de nuestros hermanos. Se estará en condiciones de transformar la vida humana.

Claro está que para la aplicación de estas medidas necesitamos más que nunca afirmar una política plena de paz y democracia, de desarrollo de todas las instituciones que la sociedad se ha ido dando a través de su avance.

Estas medidas son las centrales, todo lo demás gira en torno a ellas; los paraísos fiscales, el lavado de dinero, la droga, la corrupción, la guerra, todas las formas de esclavitud, podrán ser controladas y superadas si el pueblo tiene estos instrumentos fundamentales para avanzar.-

La tremenda amenaza que para el mundo significa la actual crisis económica, con la fractura social más grande de la historia, que impide el acceso de gran parte de la humanidad a los formidables avances que se han dado en todos los campos del conocimiento, sólo puede revertirse volviendo a la economía real.

El ejercicio pleno de la libertad humana parte del equilibrio y la justicia del sistema económico, hoy como nunca antes en la historia humana un Presidente de EE.UU., está en condiciones de dar pasos para un giro gigantesco en la historia de la humanidad.

He escuchado y leído sus discursos, creo en su palabra, y sobre todo en la emoción de su pueblo que también es el mío en tanto ciudadanos del mundo.

Lo mejor está por venir.

Con todos mis respetos:

Jorge Aniceto Molinari

 

 

 

 

 

[:]

[:es]Charlando con Molinari de cincuentenarios, China y otros fenómenos no previstos en el VAR.[:]

[:es]

Charlando con Molinari de cincuentenarios, China y otros fenómenos no previstos en el VAR.

https://www.uypress.net/Columnas/Juan-Pedro-Ciganda-uc110627

CHARLANDO CON MOLINARI DE CINCUENTENARIOS, CHINA Y OTROS FENÓMENOS NO PREVISTOS EN EL VAR

Juan Pedro Ciganda

12.02.2021

Alguna mente luminosa apuntaba que los que tienen certezas muy firmes, absolutas acaso, caminan cómodos.

I

Alguna mente luminosa y acaso un tanto petulante – la de Bernard Shaw – apuntaba que los que tienen certezas muy firmes, absolutas acaso, caminan cómodos y los que dudan recorren caminos empedrados y llenos de incertidumbres. Según Shaw, Los primeros están más cerca de la estupidez y los segundos tienen alguna posibilidad de aportar a la sabiduría.

Se podría ilustrar la aseveración contemplando los tortuosos caminos de ensayo y error transitados por los hombres de ciencia en derredor a las vacunas que intentarán sacar, aun parcialmente, a la humanidad de esta situación de angustia y muerte en la que está sumida.

Ardua tarea – la de los científicos – en la que la afirmación medianamente firme de ayer puede desmoronarse ante el dato nuevo. Porque eso es la ciencia.  Plantear hipótesis y luego ponerlas a prueba, ratificando lo que se imaginaba acertado o refutando la supuesta “verdad”.

Dejo por fuera de la reflexión lo atinente a circos mediáticos, chicanas, competencia de laboratorios y toda la suerte de mezquindades y pantanos imaginables, verificados en el último año.

Esta breve introducción sobre dudas y certezas es el pie para hablar de un amigo.

II

A don Jorge Molinari lo aprecio de verdad.

Hemos compartido muchas horas – a través de pasadas décadas de común acción política y sindical.  Lo caracteriza su fervor en la defensa de ideas, que nunca empaña con el ataque personal. 

Lo saludo con afecto y especial énfasis por ser uno de los únicos nueve firmantes – que siguen con nosotros – de la declaración constitutiva del Frente Amplio, en febrero de 1971.

Y está en “la foto” (que ha circulado estos días), junto a sus compañeros Zulma Nogara y Luis Naguil, miembros de la delegación del P.O.R. en dicho histórico evento.

A fines de los noventa, en medio de un auge de los movimientos sociales que se cruzaban en el Foro de San Pablo- de “Otro mundo es posible”-, Jorge fue uno de los fundadores en Uruguay de ATTAC corriente internacional que apuntaba a la creación de un impuesto mundial a las transacciones financieras, como uno de los instrumentos claves para que ese otro cosmos…fuera posible.

Al menos en las últimas dos décadas Molinari ha poblado todo ámbito de participación con una obsesiva difusión de su convicción que la moneda universal única y los impuestos que gravan al movimiento de dinero son la clave para una plataforma mundial de quienes desean cambiar al mundo y ayudar a que el capitalismo sea sepultado en paz. Capitalismo que, por demás, está en medio de su crisis final, según Molinari.

Creo no deformar el sentido ni el uso de algunas de las palabras con las que su pensamiento se manifiesta con increíble regularidad.

Dado que, al igual que en un sinnúmero de oportunidades, con acontecimientos o temas diversos, Jorge ha escrito sobre el 50 aniversario del F. A. y aplica al mismo, la necesidad de, para encarar sus debilidades e insuficiencias, esa fuerza política deberá atender a respuestas programáticas como las que él defiende, me permito – por primera vez – hacer algún apunte.

Ni por asomo me interesa ensayar diagnóstico sobre el F.A. En todo caso, me gustaría más hacer algunas reflexiones sobre el país. Habrá oportunidad. No hoy.

III

Molinari maneja siempre afirmaciones categóricas, a saber:

a)     Estamos en la crisis final del capitalismo

b)    Estados nacionales e imperialismo tradicional son algo de ayer. Las multinacionales no tienen fronteras y de ellas es el poder.

c)     El mundo requiere para su avance una plataforma universal y la moneda y los impuestos están en el top ten de la misma.

d)    Usualmente se hacen afirmaciones que ponen las ideas por encima de la economía, negando el rol de la estructura como determinante de aquellas.

e)     Los chinos y las novedades.

IV

Hago algún apunte rápido sobre las aseveraciones centrales del amigo.

a.1)

La hipótesis sobre la “crisis final” no es refutable.  Es un acto de fe. Reconozco que el Ing. Juan Grompone, a través de ecuaciones que jamás pude entender, ubicaba el final del sistema en los primeros años de la segunda parte de este siglo. No lo entendí y, algo peor, no me queda claro qué viene después.

Por otro lado, alguna vez capté – no es verdad absoluta, no le rezo todas las mañanas, pero me pareció atendible – que ningún modo de producción desaparece hasta que las fuerzas productivas encuentran un freno para seguirse desarrollando. Mientras haya humanos que sean compradores de alimentos, medicinas, armas, películas, libros, cosméticos, vacunas… y cuya transacción tenga tasa de rentabilidad… el capitalismo no desaparecerá.

b.1)

Hardt y Negri describen en su “Imperio” ese mundo al que apuntan muchos teóricos. Exagerando el punto, el imperialismo se terminó y los estados nacionales dejarán de ser.  Más que una afirmación con vocación rigurosa, parece un pedido a los Reyes Magos. Y una noble forma de liberar responsabilidades.

En cuanto a la vigencia de los estados nacionales, con datos y buen criterio se sostiene que son imprescindibles para el funcionamiento del sistema hegemónico. Ciertamente se aclara (Osorio, por ejemplo) que los estados más débiles siguen siéndolo y los más fuertes… también. Para ser más precisos aún, las multinacionales tienen como socios eficientes… a los estados.

c.1)

Es compartible que buena cosa sería que todo movimiento progresivo sepa mirar al mundo y no solamente la aldea.

La moneda, el medio ambiente, el hambre, los derechos humanos, las migraciones, el narcotráfico, las economías en negro (algo así como el 40% de toda la del mundo), son problemas que pueden y deben convocar la atención y la preocupación en la mirada de las sociedades más allá de fronteras. Para impulsar proyectos globales hay que gestar corrientes mundiales formadas por gente concreta, hombres, mujeres, mentes, sensibilidades – que estén unidas por alguna “inmediatez”. El derecho a la vida, por ejemplo.

Que un tema – la moneda y la circulación del dinero – se identifique con soluciones a cada uno de los problemas de la humanidad parece, al menos, un poco ambicioso. Una apuesta a la magia, no a la política, ni a la economía, ni a la ciencia, sino a la varita.

d.1)

Que la economía determine la cabeza de la gente, la cultura, el arte, las formas políticas, los derechos, la convivencia, es un simple determinismo económico. Mecánico.

Y no es buena cosa, a veces se hace, deformar tanto a pensadores que para Jorge son “maestros”. En todo caso y esto sí es la clave para la mirada presente y de largo aliento, lo subjetivo es esencial; la conciencia, los valores solidarios de la gente, serán motores de avances y transformaciones de la humanidad. Para ser claro, el que no sepa luchar por la democracia a diario, no podrá ser protagonista de la brega por una plataforma universal liberadora. En realidad, no será protagonista de cosa alguna. Más allá de mi escasa capacidad creativa, uno de los “maestros” de Jorge lo aseveró a texto expreso. Me parece. Si no, lo dejo como mío.

e.1)

Nunca entiendo muy bien la cita permanente de Molinari a los chinos y a las eventuales perplejidades que puedan generar en la intelectualidad. Acaso tenga razón. No sé.

En lo que me toca estimo que lo que China prueba, antes que nada, es que el capitalismo se lleva bien con el liberalismo, con Keynes, con la sustitución de importaciones, con la planificación, con los chicos listos del desastre del 2008, con Roosevelt, el New Deal y Capone en los treinta, con Uruguay y las mejores democracias, con el neoliberalismo, con Thatcher, con Pinochet y Videla, con el

Banco Ambrosiano, con el fascismo, con el Partido Comunista Chino y… (siguen firmas) (fill the blanks).

Finalmente, pues, me alegro de la persistencia de Molinari en defender sus ideas y de la iniciativa de todos aquellos que nos incentiven a polemizar sobre historia, presente y futuro de este pandémico planeta.

Eligiendo siempre el sustantivo y no el adjetivo, el intercambio y no la descalificación.

[:]

[:es]A 50 años del acto de fundación del Frente Amplio de Uruguay.[:]

[:es]

A 50 años del acto de fundación del Frente Amplio de Uruguay.

Al finalizar el acto, el General Líber Seregni expresó: “Como simple ciudadano tengo la sensación y la emoción de haber asistido a un acto verdaderamente histórico que concreta en la formación del Frente Amplio el renacer de un pueblo y la estructuración de un movimiento auténticamente popular por profundamente antiimperialista, de claro sentido de liberación nacional para alcanzar la verdadera justicia social y una democracia auténtica”.

Era lo que sentíamos todos, 50 años después habiendo cumplido una etapa formidable de desarrollo que la llevó a ejercer el gobierno nacional por 15 años, la izquierda no ha sido capaz de examinarse y poner aquellos objetivos en la realidad actual del desarrollo económico, político y social del mundo.

Tal vez el renacer de ese espíritu del 71 signifique hoy abrir el camino a un debate profundo de toda la sociedad, pues no era otra cosa lo que se proponía, hacer llegar al conjunto de la sociedad la satisfacción de sus necesidades para un profundo desarrollo humano.

En el 71 el programa nacía sencillo por la tradición que había imprimido al país el accionar de José Batlle y Ordoñez, hoy eso es posible si se impone a nivel universal un programa signifique parar la crisis irreversible de la predominancia del capitalismo y de muerte a los paraísos fiscales y a la financiación enfermiza del sistema de todas las lacras sociales.

Como nunca la humanidad está en condiciones de dar un salto gigantesco, tal vez el mismo que queríamos humildemente para la sociedad uruguaya en 1971, y sentíamos posible. Y hoy es posible y necesario para todo el mundo, como lo insinuó Mujica como Presidente frenteamplista de nuestro país en la ONU en setiembre de 2013.

Jorge Aniceto Molinari

Montevideo, 5 de febrero de 2021

[:]

No es tolerable.

No es tolerable. Si se confirma la noticia que hoy se ha dado, de que para vacunarse se necesita la voluntad firmada del receptor de la misma. Si es así se está pasando por encima de la información responsable de los científicos – el GACH entre ellos – que deben asumir la responsabilidad de lo que aconsejan. ¿Qué pasaría en la sociedad si para cada medicamento que se aplique se solicitara la conformidad del destinatario? Sin duda que vacunarse o no, debe ser voluntario, no puede ser de otra manera en una sociedad democrática.

Ahora cuando uno decide vacunarse como lo hace en decisiones importantes sobre la salud en su vida, debe contar con la opinión responsable de nuestros científicos que ese es uno de sus principales papeles en la sociedad actual y que hace a la confianza de la gente. Esta decisión de confirmarse va contra la confianza de la gente y es una medida que también debilita la confianza en las autoridades democráticamente constituidas.

Jorge Aniceto Molinari

Montevideo, 3 de febrero de 2021.