[:es]Cuando las dificultades arrecian es más que nunca necesario razonar. [:]

[:es]

Cuando las dificultades arrecian es más que nunca necesario razonar.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Para los que gustan hablar de modelos, aunque en economía los modelos son de laboratorio, en la vida real, la base material impone condiciones que pueden tener distinto tratamiento pero que si se desconocen anulan las conclusiones.

Hoy en el mundo priman: la zona de libre comercio más grande de la historia comandada por China que además actúa obligando a todo el mundo a debatir sobre el tema y a tomar partido, y por otro a los otrora viejos imperialismos, que han hecho de la máquina de emitir y contemplar sus propias necesidades sociales un desahogo que pretenden descargar sobre el resto del mundo.

Pero oficialmente “ de eso no se habla”. Por ejemplo acá en el Uruguay, donde el Presidente se bancó un pedido directo de vacunas al Presidente de China – la izquierda aún no acusó recibo del hecho – , pero dobló la apuesta y plantea en este marco firmar un acuerdo de libre comercio con China.

Es cierto la política salarial y social del gobierno está acorde con su pensamiento regresivo, pero no somos de los que nos atamos a verdades eternas. La vida es más rica, y la sociedad se encargará también de presionar sobre eso.

Al primero que se le cayeron los esquemas fue al senador Manini, que dijo que esto no era fácil de hacer un tratado con China. No sé, pero seguramente debió haber pensado en cómo le caería el tema al comando sur del ejército de EE.UU., al fin y al cabo la historia de la derecha en el ejército de nuestro país mucho tiene que ver con eso.

Ahora en la izquierda el tema no despierta entusiasmo, tampoco lo despertó en su momento el Mercosur, pero luego se reaccionó e integramos a la sociedad al mismo. Que no es otra cosa lo que se debe hacer en este caso.

Estamos en medio de dos sueños imposibles, el del actual peronismo pensando en que negociando con el FMI – que hay que hacerlo- se va a reflotar una industria nacional que no tenga que ver con el desarrollo que se da hoy en la zona de libre comercio que encabeza China, y Bolsonaro que al igual que Manini dudan y no pueden negar sus orígenes vinculados a la influencia en nuestras sociedades del otrora imperialismo yanqui.

Por eso me gusta para que se abra el debate, para que el Frente Amplio vuelva al espíritu del 71 y todo esté en debate, con acuerdos que comprometan a todos, pero son estos los temas sobre los que hay que pronunciarse.

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 15 de octubre de 2021.

[:]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.