[:es]CARLOS MARX.[:]

[:es]

CARLOS MARX.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

El Dr. Carlos Quijano, uno de los constructores ideológicos del Frente Amplio, en Uruguay, tiene una frase que para mí en el mundo de las ideas, sigue siendo emblemática (no es textual): “siempre se vuelve a Marx, para negarlo, para negarnos, para reafirmarlo y para reafirmarnos”.

En este nuevo aniversario del nacimiento del Maestro, que en lo cotidiano tiene la feliz coincidencia con la de mi sindicato: AEBU (asociación de empleados bancarios del Uruguay, fundador de la CNT y luego del PIT.CNT), siempre es una excelente oportunidad para señalar en donde estamos y en que estamos, y que relación con lo que hoy sucede tiene que ver con lo aportado por Marx, para transitar en beneficio de la gente nuestro paso por la vida.

Que no significa no reconocer que a lo largo de la historia, han existido muchos ejemplos de maestros para nuestra humanidad, salvo que la obra de Marx tiene que ver con su trabajo sobre el capitalismo, modo de producción que precisamente en estos tiempos que nos ha tocado vivir está llegando al máximo de su expansión y a la vez con la necesidad de cerrar su predominancia en paz para poder dar un nuevo salto en el avance humano.

Marx no solo tiene vigencia, sino que es una fuente permanente de conocimientos para todos los que buscamos comprender que pasa con el modo de producción hoy predominante, que tiene en proceso un centro de desarrollo y del libre comercio mundial (se ha constituido la zona de libre comercio más grande de la historia y que seguramente cuando la humanidad encuentre el programa para hacerlo, abarcará a todo el planeta) sino que además el país que está en el centro de ese proceso: China, está gobernada por el Partido Comunista, que fruto de una revolución sacó de las hambrunas a millones y millones de seres humanos.

Tal vez la primera dificultad para comprender su pensamiento deviene de si cada uno de nosotros hemos definido nuestra posición entre materialismo e idealismo. No es fácil, ni sencillo y no conozco a nadie que en retrospección no tenga dudas y reexamine permanentemente sus ideas. Es además sano y correcto hacerlo, somos seres humanos que permanentemente vamos cambiando, necesitamos de la crítica y de la autocrítica, su no ejercicio enferma a los seres humanos y en consecuencia también a las instituciones.

Veamos entonces que dice Marx y como nos plantamos cada uno de nosotros frente a esta afirmación que tiene que ver con el método y con las conclusiones que nos forjamos para cada etapa de la historia humana: …en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general. No es la conciencia del hombre la que determina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia.

Karl Marx, Prólogo a la Contribución a la crítica de la economía política (1859)”,

Entonces no es que a alguien se le ocurrió hacer una revolución y la hizo. Acá en el Uruguay que por distintas razones históricas se construyó una sociedad de cara al mundo sus principales figuras eran profundos conocedores de las ideas de Marx como José Batlle y Ordoñez, ya en aquellos años señalaban la importancia por ejemplo del Estado en la construcción de una red de contención social sobre la base de la salud, la enseñanza, la vivienda y el trabajo, pero a la vez que había que defender las conquistas populares de la burocracia estatal. El Estado no podía ser un fin en sí mismo, como lo convirtió la deformación stalinista del mundo a partir de la derrota de la dirección de la revolución rusa y de la difusión por parte de la prensa del capitalismo que eso era el comunismo que proponían las ideas de Marx.

Hace ya algún tiempo el entonces Director de “La República”, Federico Fasano escribía sobre el liberalismo en Carlos Marx, una visión que comparto pero que en la izquierda está deformada porque se la niega, hasta el extremo de que el actual Intendente de Canelones, Yamandú Orsi habla condenando y atribuyendo al liberalismo la situación actual.

Tal vez producto de asimilar liberalismo a neoliberalismo que no es para nada lo mismo.

El neoliberalismo es el pasaje del gobierno de la economía de los Estados a los complejos empresariales multinacionales, trasladando su pugna de un nivel a otro, con un objetivo mantener el desarrollo de la tasa general de ganancia que ya comenzaba a exigirles este tratamiento de la gobernabilidad capitalista. Gobernabilidad capitalista que les exige ahora desarrollar una zona de libre comercio –en la historia la más grande- apoyándose en China y su entorno a pesar de ser esta gobernada por el Partido Comunista.

¿Qué pensamos al respecto?, que lo que da nacimiento al capitalismo es el libre comercio, que sobre su base comienza a tambalearse hasta caer, la predominancia del feudalismo en la humanidad, aunque aún hoy hay monarquías.

Comienza entonces un proceso aún no agotado de desarrollo del capitalismo, que ya abarca todo el planeta aunque hoy las zonas que se desarrollan, y desarrollan el libre comercio, son China y su entorno, mientras el resto de la humanidad se abroquela en los Estados y en las distintas zonas en que las burguesías nacionales, y algunas que han sido imperialistas se abroquelan para defender los intereses de minorías privilegiadas.-

¿Qué hicieron los comunistas chinos que ha sido diferente al de la mayoría de los partidos comunistas en el mundo deformados por el stalinismo?, han aprendido que no se trata de crear un modelo alternativo al capitalismo sino que se trata de que se desarrolle este hasta sus últimas consecuencias, aprovechando ellos su propia estructura de Estado que ha creado su revolución para apoyados en el desarrollo capitalista expandir el libre comercio a toda la humanidad y dar un jaque a la propia existencia de este sistema extrayendo de él todas las ventajas de su desarrollo. Que por otra parte es lo que examinó Marx en “El capital”.

¿Son plenamente conscientes los dirigentes del Partido Comunista chino, que es esta la mejor forma de desarrollar la sociedad sobre la base de las ideas de Marx, Engels, Lenin y hasta del propio Mao Tse tung?, honestamente no tengo una respuesta, si sé que ya es necesario un programa para el movimiento comunista en todo el mundo que tiene dos herramientas fundamentales: la moneda única universal y el impuesto a las transacciones financieras, dando muerte a los paraísos fiscales y a los sistemas fiscales basados en el consumo, los salarios y las pensiones.

Tampoco ayuda que los comunistas en el mundo no se definan sobre esta problemática que se antepone a cualquier proyecto de desarrollo nacional y de cualquiera de las nacionalidades, más allá de que estas siempre van a ser motivos de movilizaciones y de reivindicaciones.

Tal vez como nunca Maestro. se imponga aquello de: ”Trabajadores de todos los países Uníos!!!!!!!

Jorge Aniceto Molinari.

Montevideo, 5 de mayo de 2021.

[:]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.