Este tipo de declaraciones me irritan.

Este tipo de declaraciones me irritan.

Confieso me irritan las declaraciones de los organismos financieros internacionales sobre los cálculos a la baja de los resultados económicos de este ejercicio en todos los países del mundo, –coronavirus mediante–, salvo aquellos donde aún el capitalismo se desarrolla como China y su entorno.

La predominancia del modo de producción capitalista librado a la obtención de la rentabilidad como razón de ser de su existencia está condenado, más allá de episodios puntuales productos de maniobras con las monedas y los impuestos que se puedan dar coyunturalmente en alguna zonas del planeta como en el propio EE.UU.

Que hoy la humanidad no tenga a lo mejor de sus seres –economistas, políticos, sindicalistas, sociólogos, artistas, etc. etc., disculpen por si me olvidó en la enumeración de alguna disciplina–, en ponerse a estudiar para resolver como liberar a todo el aparato productivo de la humanidad, para desarrollar la salud, la educación, el trabajo, la sociedad en su conjunto de todos los seres humanos.

Ya sé, me van a decir: otra vez con la moneda única universal (perdón Lord Keynes) y con el impuesto basado en la circulación del dinero (perdón James Tobin, aunque no era lo que él pensaba), dando muerte a los paraísos fiscales y a los impuestos basados en el consumo, los salarios y las pensiones.

¿Y entonces qué?: desarrollar el Estado como única solución más allá de las necesidades coyunturales y condenar al mercado, al que le dan vida propia para poder condenarlo, impotentes en estas condiciones de desarrollar el aparato productivo, con instrumentos que ya la Humanidad ha adquirido para poder hacerlo.

Jorge Aniceto Molinari.
Montevideo, 15 de Abril de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*