Efectos de una agonía ya anunciada.

Efectos de una agonía ya anunciada.

(Abordando eso gris, que parece la teoría).

Fondo Monetario Internacional (FMI). Edificio de su sede.Nadie puede estar en contra de ayudar, de ser solidario. Tengo la satisfacción de haber militado durante más de 60 años en organizaciones políticas y sindicales y no haber ocupado nunca un cargo rentado. Tampoco condeno a quienes si lo han ocupado y han dado su vida a cumplir con sus principios.

Ahora en este caso indigna la falta de honestidad en la definición de las políticas, y no creo que lo hagan por maldad, es una filosofía de clase en última instancia.

Hace pocas horas El País informaba que el FMI calculaba que en esta crisis del coronavirus salieron hacia los centros financieros desde nuestra América la pobre 83.000 millones de dólares.

Hace pocas semanas tomábamos conocimiento que una contadora era requerida por Interpol por estar vinculada al lavado de 70.000 millones de dólares (no hemos chequeado las cifras) y da la casualidad de que es pareja de un ministro del actual gobierno.

¿Entonces no es hora? de que nuestro Frente Amplio y nuestro PIT-CNT, se paren de mano y se dejen de joder con sus chacritas (las últimas declaraciones del Pepe son lamentables) y exijan que nuestro gobierno se dirijan a las autoridades financieras del mundo para que paren la mano, y den un giro a su política con la moneda y los impuestos y pongan fin a los paraísos fiscales. ¿Es que no hay aliados para esto en el mundo? La nómina es enorme. La encabeza Trump (no creo que le preocupe su gente) avanzando sobre el endeudamiento de EE.UU. pero también lo hacen otros gobiernos –y no está mal que lo hagan cuando va en beneficio de su pueblo– como Alberto Fernández en Argentina, o los gobiernos de prácticamente toda Europa.

No quiero discutir si Lacalle si o Lacalle no, el tiempo que tenemos debemos dedicarlo centralmente a abordar salidas, que en definitiva son salidas para todo el mundo.

Si están de acuerdo no me le digan a mí, expandan el planteo, y si no están de acuerdo simplemente destínenlo a la papelera.

Jorge Aniceto Molinari.
Montevideo, 28 de Marzo de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*