Respuesta.

Respuesta.

Esta es la respuesta crítica de un compañero a mi última columna en Uypress.

Primero su respuesta y luego el juicio que me merece.

No quiero ser excesivamente crítico, pero creo que –pese a tu notoria capacidad e inteligencia– te seguís pegando a los esquemas sociopoliticos ortodoxos. Das por sentado que los análisis «científicos» de la ortodoxia son eso, científicos. En el mejor de los casos, son parcialmente análisis puntuales y parciales que no abarcan ni explican los fenómenos complejos, sólo justifican un método determinado. Por ejemplo, Lenin y sus teorías que generalizan sobre su propia acción, nada dice sobre el golpe bolchevique hábil y oportuno en su momento, que le dejó en el poder, pero no pudo con los cambios sociales que él mismo propiciaba y ni siquiera con su propia sucesión (preso de su lugarteniente Stalin y de alguna manera víctima del terrorismo de estado que El mismo definió para la derecha… ¿porqué? ¡porque no hay terrorismo proletario y no proletario! ¡¡Hay terrorismo de estado!! Demostración: lo qué pasa con su gente con Trotsky, con todos los opositores masacrados por un estado burocrático policial y militarista que se disfraza de internacionalismo y es imperialismo (Estonia, Letonia, Lituania, Hungría, Yugoeslavia, ¡¡¡¡Los tanques en Praga, los asesinatos de la gente de Solidaridad en Polonia!!!! Etc.) ¡¡¡¡Ahora, hace poco, Chechenia suma y sigue!!!!! ¡¡Esto es holpismo imperial, no revolución!! Ese es el espejismo y para mí no debemos «venderlo» porque somos cómplices. Abrazo.

Mi respuesta:

Vayamos por partes, como dicen que decía Jack el Destripador.

Es muy bueno, y lo valoro que respondas con un juicio crítico a la nota de Uypress, ayuda a pensar.

Segundo, seguramente la voy a utilizar (tu respuesta) para desarrollar puntos que en la nota pueden haber quedado insuficientemente desarrollados.

En la nota he sido muy cuidadoso del lenguaje y tu objeciones de alguna manera si la lees atentamente están respondidas, incluso agregué un texto de Marx que ayuda en ese sentido.

La ciencia es una construcción humana, y no se construye de una vez y para siempre. Los textos de los maestros son eso, aportes en ese sentido, jamás Lenin hubiera establecido que estaba diciendo una verdad revelada.

«Lenin y sus teorías que generalizan sobre su propia acción, nada dice sobre el golpe bolchevique hábil y oportuno en su momento, que le dejó en el poder…».

Esta afirmación es atroz, y uno de los que te la responde es José Batlle y Ordoñez, en su famoso editorial a la muerte de Lenin.

Lo que tu desarrollas es la idea difundida desde las versiones oficiales y que nada tienen que ver con los hechos. La revolución era la única respuesta posible para reorganizar la sociedad en medio de la tragedia de la guerra y eso lo pudo hacer el partido bolchevique bajo la conducción de Lenin.

Ahora lo que las versiones oficiales no admiten es que Lenin y su partido fueron derrotados en 1924, y que los que usurparon su hazaña se vistieron con sus ropajes, producto de que al reponerse el capitalismo de su gran crisis, estableció un modus vivendi con un capitalismo de estado, al que le hizo la guerra dentro de sus propias reglas, y tratando de deformar los aportes de Marx, Engels, y Lenin.

Todo lo que tu dices de los sucedido posteriormente ya pertenece a las luchas de los pueblos ante las crisis inexorables del sistema que como nosotros, nace, se desarrolla y muere.

Tu apreciación despectiva de que los maestros no tenían en cuenta el conjunto de los fenómenos que hacen al quehacer social, no es correcta y creo que es producto de un insuficiente estudio. Es más, el valor de sus estudios proviene precisamente de asumir el valor conjunto y complejo de los problemas.

Un abrazo.

Jorge Aniceto Molinari.
Viernes, 17 de Agosto de 2018.